Seleccionar página
  • Se acabó el levantarse a duras penas por las mañanas porque piensas que te espera otra tediosa e interminable jornada laboral. Imagínate que disfrutaras cada vez que vas al trabajo, que se te pasa el tiempo como un suspiro, y que sales satisfecha del tiempo pasado. Puede hacerse realidad, y para ello te doy a continuación unas ideas.

    Tips para disfrutar de una vez por todas de tu trabajo

    • Personaliza tu lugar de trabajo. Dale tu toque personal, llénalo de color. Haz que cada uno de los utensilios que utilices lleven tu sello personal y te recuerden momentos bellos o proyectos y metas que te llenen de entusiasmo. Es muy sencillo y no tienes que gastarte mucho. Pon fotos de tus seres queridos, posters de lugares que te traen buenos recuerdos o que te encantaría conocer. Pon también imágenes especiales como fondo de pantalla y como salvapantallas. Pueden ser imágenes, frases motivadoras, etc. Pon una planta, o incluso un cactus, que dicen que además absorbe las radiaciones que emiten los ordenadores. Utiliza para tu café una taza divertida. Llena tu mesa de clips de colores, post its de diferentes formas y colores… busca otras formas de decorar tu pequeño espacio. Y mantenlo ordenado y limpio, por supuesto. Todo el mundo, y tú la primera, te lo agradecerán.
    • Respeta tus pausas. Bueno, se que en muchas empresas se trabaja a contra reloj, pero si te contara que intercalando ciertas pausas en tu trabajo, recargas energía y eres mucho más productiva, creo que te pensaría aplicarlas, ¿no? Una técnica que me encanta es la llamada pomodoro. Se trata de cada 50 minutos, hacer pausas de 10 minutos. En estos 50 minutos, solamente te enfocas en tu tarea, dejando de lado toda interrupción. Pasado este tiempo, tienes 10 minutos para recargar pilas: tomarte una infusión, hacer estiramientos, charlar con tus compañeros, escuchar algo de música, etc. Y vuelta al trabajo durante otros 50 minutos. Cada tres bloques, se hace un descanso un poco más largo, de media hora o veinte minutos. Hay aplicaciones en internet que te avisan con una alarma cuando pasan los 50 minutos. Pruébalo, te encantará.
    • Haz lo más importante primero. A primera hora es cuando tenemos más energía, estamos más descansados y somos más productivos. De paso, al realizar lo más importante y prioritario primero, no tendrás tanta presión para no acabar la jornada sin acabarlo. Nunca se sabe las cosas urgentes de solucionar que pueden surgir.
    • Ponte metas. Compite contigo misma. Piensa en qué actividad puedes mejorar, o ser más rápida, más productiva. Por ejemplo, si tienes que hacer llamadas, sube la cuota. Pero eso sí, siempre dando lo mejor de ti misma. Alégrate de ser cada día mejor en tus ocupaciones.
    • Sonríe, sonríe, y sonríe. Incluso cuando hables por teléfono. Si no tienes ganas, fuerza la mueca. Con la sonrisa, le estamos dando la señal a nuestro cuerpo de que todo va bien, y el cuerpo se lo cree, te lo aseguro. Y los que están a tu alrededor también te lo agradecerán. La reacción de los demás será más suave y amable. Incluso si te dedicas a la tele venta y usas mucho el teléfono, aunque te sigan rechazando, verás cómo la gente te trata con más educación. De verdad, no me creas, sólo pruébalo.
    • Celebra tus logros. Aunque sientas que nadie en tu entorno te reconoce tu profesionalidad y esfuerzos, para eso estás tú. Date una palmadita en la espalda cada vez que consigas algo, felicítate, reconócete que vales mucho. Y de vez en cuando regálate y permítete un caprichito por todo lo que consigues día a día. Siendo tú la que te valoras como nadie, poco te va a importar lo que piensen o digan los demás.
    • Mantén una buena relación con tus compañeros. Aunque lo consideres difícil, cada persona tiene algo que puede ser apreciado o valorado. Enfócate en ello. Enfócate en lo bueno de aquel compañero que no tragas. Enfócate en sus cualidades. Trátalo con educación y respeto. Pregunta a tus compañeros por su familia, por sus problemas. Felicítalos en sus cumpleaños y celebraciones. Transmíteles que son importantes, y ellos te lo devolverán. Merece la pena trabajar por tener un buen equipo. Te hará más agradable la jornada.

    Espero que estos consejos te sean útiles. Como verás, no cuestan mucho. Sólo tienes que poner de tu parte, sobre todo constancia y apoyarte sin condiciones en este camino hacia un trabajo feliz.

    Salud y Abundancia!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información hacien clicAQUÍ

ACEPTAR